El café que disfrutas cada día cuando preparas tus dolce gusto cápsulas proviene de las mejores haciendas cafetaleras que se encuentran ubicadas en terrenos montañosos de América del Sur. Estas tierras cuentan con un clima, una altitud y un tipo de suelo que tienen las condiciones perfectas para que la plantita de café pueda prosperar y dar los más ricos granos Arábica que esconden dentro el sabor que tanto te gusta y disfrutas, bien sea en la mañana o cualquier hora del día.

 Otra parte del café que se empaca dentro de las dolce gusto cápsulas proviene de África Oriental, donde también crece una variedad planta de café que da el grano llamado Robusta. La exótica mezcla de ambos tipos de café es lo que marca la diferencia. Se realiza una exhaustiva selección de los granos antes de tostar y moler, solo lo mejor de lo mejor debe formar parte del contenido de las dolce gusto cápsulas.

El café de cápsula como recién salido del molino

Si te sorprende el sabor y la frescura del café que contienen las dolce gusto cápsulas, debes saber que todo se debe a la alta tecnología del empacado.  El oxígeno es lo que vuelve ácido al café almacenado, al encapsular se extrae todo el oxígeno del café y se conservan intactos sus aromas y sabores.  

¿Cualquier cafetera sirve?

El avanzado procedimiento de empacado, es complementado por nuestras exclusivas cafeteras, que fueron diseñadas para procesar las dolce gusto cápsulas. Las cafeteras Krupps y De´Longhi  de la casa Dolce Gusto son las únicas que disponen de mecanismos electrónicos para aplicar la presión óptima, la temperatura precisa, en la cantidad exacta para lograr la mejor taza de café del mundo usando las dolce gusto cápsulas.